• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
942 274 399

La luz azul nos afecta. Y nosotros,¡sin saberlo!

image-1037640-Diseño_sin_título_(6).png

Estudios realizados en Harvard y pruebas contrastadas.

La luz azul ha sido protagonista de uno de los experimentos realizados por Steven Lockley y sus equipo de investigación en EE.UU 
Después de someter a un grupo de personas a luz azul, directa, durante 6 horas y media, descubrieron que existen células sensibles a la luz que no tienen nada que ver con la visión. 
Estas células llegan al hipotálamo, donde se regulan lo tiempos internos del cuerpo segregando un sustancia llamada melanopsina, responsable de sentir la luz y transmitir señales que pueden reconfigurar el reloj biológico. Un reseteo en toda regla. 

¿En qué situaciones es positivo el uso de luz azul?

La eficiencia de la luz azul para restablecer los tiempos de sueño es entonces un hecho probado. 
Esta luz reactiva y estimula, provocando insomnio, por lo que se puede utilizar en algunos casos de forma positiva.
  • Desajustes de sueño de trabajadores con turno nocturnos.
  • Jet lag debido a cambios horarios…
  • Conductores en turno nocturno.
Teniendo estos datos,se podría aprovechar la luz azul,  para aumentar el rendimiento y la atención en colegios, y en lugares de trabajo. 

Casos Negativos.

No es recomendable sobreexponerse a este tipo de luz, ya que no siempre necesitamos mantenernos despiertos, o tener un extra de atención.
En ambientes como hospitales, lugares para el descanso y desconexión, no es nada necesario utilizar luces azules. 
Además a última hora de la tarde, los biorritmos del cuerpo disminuyen, preparándose  para la desconexión y el descanso.

Fuentes y documentación:




Archives