• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
942 274 399

Diferencias entre luz fría, templada y cálida

image-1046227-Diseño_sin_título(1).w640.png

A la hora de determinar la iluminación de cualquier estancia debe considerarse la calidez de la luz que vas a instalar.

Luz cálida

De esta manera, si necesitas un lugar iluminado con un ambiente conveniente para el descanso, como los dormitorios, el salón, la cocina, el comedor, la entrada, etc. la luz cálida es lo más recomendable.

Luz templada

En locales comerciales y oficinas es preferible el uso de la luz templada. Este tipo de luz realza los colores y produce un efecto positivo en las personas. En el hogar podemos utilizar luz templada en salas de estudio y lectura o como iluminación general. Si la luz cálida no te agrada en alguna estancia también puedes incluso combinarlas.

Luz fría

La luz fría es característica por ofrecer un ambiente más estimulante debido a sus colores azulados.

Por ello, recomendamos este tipo de iluminación para áreas donde se realizan las primeras actividades diarias, como por ejemplo el cuarto de baño o para ciertas zonas de la cocina y la despensa. También se instalan en áreas que mantienen y requieren un paso continuo, como pasillos y escaleras o la entrada. Es también muy utilizada en aparcamientos y hospitales. Se consideran frías con una temperatura del color por encima de los 5.000 grados Kelvin.

Archives